Ya puedes ver el tráiler de ‘A Rainy Day in New York’… publicado por el propio Woody Allen

Cine

En el memorable desenlace de Un final made in Hollywood(una de las últimas grandes comedias del neoyorquino), el director que interpretaba Woody Allen descubría que, pese al rechazo suscitado por su última película dentro de su propio país, la crítica europea había amado furiosamente dicho film, por mucho que gran parte de él lo hubiera dirigido completamente ciego.

En el memorable desenlace de Un final made in Hollywood(una de las últimas grandes comedias del neoyorquino), el director que interpretaba Woody Allen descubría que, pese al rechazo suscitado por su última película dentro de su propio país, la crítica europea había amado furiosamente dicho film, por mucho que gran parte de él lo hubiera dirigido completamente ciego. Es un gran chiste con el que Allen caricaturizaba una situación real ya presente en 2002, pero que en los últimos tiempos ha distado de repetirse.

Y es que la caída en desgracia del director neoyorquino, fruto de sus problemas con la ley y las sensibilidades sociales que han reforzado los movimientos MeToo y Time’s Up, ha derivado en que le sea realmente difícil estrenar su último film, A Rainy Day in New York. Luego de que Amazon se negara a distribuirla (y de que Allen les demandara por ello), parece que los europeos han vuelto en su rescate, y la película que protagonizan actores como Timothée Chalamet, Elle Fanning o Selena Gomez acabará teniendo estreno comercial. Este es su recién desvelado tráiler, que a causa de estos problemas el director no ha tenido más remedio que publicar utilizando su propia cuenta de Facebook.

A Rainy Day in New York, último film del neoyorquino tras Wonder Wheel, se ha visto sacudido además por el rechazo de varios de los actores que aparecen en ella, negándose por ejemplo el mismo Chalamet tanto a hacer promoción como a llevarse algún beneficio por su estreno. Uno que, si todo va bien, acabará teniendo lugar en Francia el próximo 18 de septiembre, mientras que algo después, teóricamente, ocurrirá lo mismo en nuestro país el 4 de octubre.