PASO: el dólar se dispara un 24% en Argentina tras las elecciones primarias en las que arrasó el kirchnerismo

Internacionales

Nadie esperaba un resultado tan contundente en las elecciones primarias de Argentina (PASO).

La fórmula del kirchnerismo, Frente de Todos, encabezada por Alberto Fernández, se impuso el domingo por más de 15 puntos sobre la alianza liderada por el presidente Mauricio Macri, Juntos por el Cambio.

La mayoría de los analistas estiman que una diferencia tan abultada es virtualmente imposible de revertir en las elecciones del próximo 27 de octubre.

Si los resultados de las primarias se repitieran, Fernández -quien es acompañado por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner como su vice- ganaría en primera vuelta.

  • El candidato del kirchnerismo Alberto Fernández propina una contundente derrota a Mauricio Macri en las elecciones primarias en Argentina

Ante este panorama, que ningún encuestador o analista había anticipado, se esperaba una reacción negativa de los mercados este lunes, ya que el kirchnerismo es percibido como "antimercado".

La reacción efectivamente llegó: las acciones y los bonos argentinos se desplomaron en la apertura de los mercados. Algunas acciones cayeron más del 50% y los bonos cerca del 15%.

En tanto, el dólar escaló vertiginosamente y llegó a venderse con alzas de más del 30% respecto al cierre del viernes ($46,15). Finalmente cerró en $57,30 para la venta, un aumento del 24%.

Argentina es un país que ha sufrido todos los problemas que se enseñan en las escuelas de economía.

Pero incluso para los estándares de ese país, este colapso del mercado es extraordinario.

En solo dos horas, un tercio del valor del índice Merval (que representa las acciones más negociadas en el país) se perdió.

Los inversores ahora están presionando el botón "vender", ya que muchos creen que será imposible para el presidente Macri ganar las próximas elecciones en octubre.

Si pierde, será el final de una agenda pronegocios para salvar la economía argentina que se ha implementado desde que Macri llegó al poder en 2015, que incluye préstamos del FMI, medidas de austeridad y el fin de los controles de capital.

Las primarias del domingo fueron vistas como una reivindicación del "kirchnerismo" que durante años denunció que el plan de Macri era ineficaz. El país está en recesión y sigue sufriendo con la inflación y la pobreza.

Todavía quedan dos meses más hasta las elecciones, pero pocos creen que habrá sorpresas tan grandes como esta.

Recién al mediodía de Argentina se conoció la primera reacción del Banco Central para contener el alza: aumentó la tasa de interés -que ya era la más alta del mundo- al 74%.

  • El Banco Central de Argentina sube la tasa de interés al 60%, la más alta del mundo y que casi triplica la de Venezuela
  • Cómo impacta a los argentinos la tasa de interés del 60%, la más alta del mundo

Durante la jornada el Central también licitó US$100 millones, gracias al acuerdo que Macri firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$57.000 millones, el mayor en la historia de ese organismo.

Esto provocó un leve descenso de la moneda estadounidense, referencia absoluta en la economía argentina.

El analista político Juan Germano, director de Isonomía Consultores, dijo a BBC Mundo que este lunes se pondría a prueba "el poder de fuego del gobierno para intentar controlar al dólar".

Esta nueva devaluación del peso significa un duro golpe para una economía que ya estaba muy frágil.

La dependencia de la economía argentina del dólar hace que cualquier aumento de esa moneda se traduzca automáticamente en inflación, que a su vez tiene un impacto directo en la pobreza.

Gracias a dos devaluaciones que sufrió el país desde 2017, Argentina ya tenía una de las inflaciones más altas del mundo. En 2018, la cifra oficial fue de 47,6%.

Esto generó un aumento de la pobreza del 6,3% en un solo año, llevando a la cifra total al 32%.

  • "Mi hija me dice: 'Tengo hambre mamá'": por qué cada vez es más difícil sobrevivir en Argentina

En la primera mitad de 2019 el aumento de precios ya había superado el 22%.

Si bien el ritmo de la inflación se venía desacelerando en el segundo semestre, el inesperado resultado de las elecciones y la reacción negativa del mercado seguramente haga que la cifra cierre por encima de la de 2018.

Una muy mala noticia para los argentinos, que este lunes siguieron con preocupación esta nueva debacle de su economía.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!