13
Mié, Nov

Culiacán: las autoridades no logran detener a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, tras una jornada de gran violencia en la ciudad mexicana

Internacionales

El caos y la incertidumbre se apoderaron este jueves de Culiacán, la capital del estado de Sinaloa, en el norte de México. Los testigos hablaban de una "situación de guerra", con balaceras y vehículos quemados en distintos puntos de la ciudad.

En un principio se informó de la detención, por parte de las fuerzas de seguridad mexicanas, de Ovidio Guzmán López, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Después se supo de su liberación, en medio de una total confusión sobre lo que sucedió y que mantuvo al país en vilo durante horas

La información sobre el arresto de Guzmán López, de 29 años de edad, conocido como "El ratón" y acusado de tráfico de droga en EE.UU., propició enfrentamientos entre fuerzas del orden y grupos de "civiles armados", sobre todo en la zona conocida como Tres Ríos.

  • Violencia en Culiacán: el secreto empresarial por el que sobrevive el cartel de Sinaloa a pesar del encarcelamiento de "El Chapo" en EE.UU.
  • Condenan a "El Chapo" Guzmán a cadena perpetua tras el mayor juicio por narcotráfico en Estados Unidos

Ante el recrudecimiento de la violencia, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública de México, compareció en rueda de prensa para hablar sobre los hechos, pero dejó dudas sobre el paradero de Guzmán López.

Durazo informó que 30 elementos de la Guardia Nacional y la Secretaria de Defensa Nacional (Sedena) fueron agredidos desde una vivienda mientras realizaban un patrullaje de rutina.

Las fuerzas de seguridad repelieron la agresión y tomaron control de la vivienda. Ahí encontraron a cuatro personas, entre las que identificaron a Ovidio Guzmán.

Esto "generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla. Otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad creando una situación de pánico".

"Con el propósito de salvaguardar la integridad de la sociedad culiacanense, funcionarios del gabinete de seguridad acordaron suspender dichas acciones" continuó el secretario.

Las declaraciones crearon mucha confusión en los medios y en la ciudadanía. No quedó claro si las autoridades habían o no detenido al hijo del capo.

Posteriormente, el mismo Durazo le dijo a la agencia Reuters que, ante la gravedad de la situación, el operativo se retiró sin Ovidio Guzmán López, que quedó en libertad.

  • "Alcatraz de las Rocosas": así es ADX, la cárcel "supermax" de EE.UU. donde ingresó Joaquín "El Chapo" Guzmán

El secretario de seguridad de México le dijo a la agencia de noticias que esta decisión se tomó con el fin de proteger vidas.

"Gracias a dios ya apareció Ovidio", dijo José Luis González, abogado de la familia Guzmán, a Milenio.

González confirmó que Ovidio Guzmán estaba libre y a salvo, después de que por algunas horas la familia no supo de su paradero.

"A lo mejor se equivocaron y lo confundieron con otra persona. Pero lo que puedo confirmar es que está bien".

A lo largo de la jornada, las autoridades pidieron a los residentes que no salieran a la calle hasta que se recobrara la calma.

En videos distribuidos en redes sociales se podía ver a civiles disparando armas largas y patrullando la ciudad, así como vehículos en llamas y bloqueos en distintos puntos de la ciudad.

BBC Mundo no pudo corroborar de forma independiente la autenticidad de los videos.

En este contexto, Cristóbal Castañeda, secretario de Seguridad de Sinaloa, confirmó a los medios que entre 20 y 30 reos se escaparon del penal de Aguaruto, en la ciudad.

Dos custodios fueron asesinados durante la fuga. Por ahora se ha recapturado a cuatro de los presos que se fugaron.

Se desconoce el balance de víctimas de la jornada de violencia. Castañeda apuntó que hubo víctimas mortales y heridos, pero no especificó el número.

Las autoridades mexicanas dijeron que se informará de la situación la mañana de este viernes.

El Chapo Guzmán, exlíder del cartel de Sinaloa, fue condenado a cadena perpetua en EE.UU.

La acusación principal fue participar en una empresa criminal de manera continua entre 1989 y 2014. Además de distribuir cocaína y conspiración para cometer asesinato.

Ahora el control del cartel de Sinaloa está en las manos de Ismael "el Mayo" Zambada y los hijos de "el Chapo", uno de ellos Ovidio. Hoy, las autoridades mexicanas fallaron en su captura.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!