Los Ángeles, California, EE.UU.- El dominicano Al Horford, Pivot de los Boston Celtics, ocupa el segundo mejor equipo defensivo de la NBA, según anunció este miércoles la liga de básquetbol estadounidense.

Horford, pieza clave en el conjunto finalista de la Conferencia Este, recibió 85 puntos en las votaciones llevadas a cabo por 100 periodistas especializados, que lo situaron junto a Dejounte Murray (Spurs), Jimmy Butler (Timberwolves), Draymond Green (Warriors) y Joel Embiid (Sixers) en el segundo mejor equipo defensivo del año.

El quisqueyano, cinco veces All-Star, fue determinante en que los Celtics acabaran la temporada regular con el mejor registro defensivo del campeonato, con apenas 101,5 puntos permitidos por cada 100 posesiones.

El primer equipo defensivo lo lideró el pívot francés de los Utah Jazz Rudy Gobert, con 192 puntos (94 de ellos para el primer equipo), secundado por Anthony Davis, de los New Orleans Pelicans, con 163 (73). 

Junto a ellos se encuentran Victor Oladipo (136), escolta de los Indiana Pacers; Jrue Holiday (105), base de los Pelicans, y Robert Covington (90), alero de los Philadelphia 76ers.

Cien periodistas especializados otorgaron dos puntos a los jugadores para el primer equipo y uno para los del segundo.

PORTLAND, Ore. - Varias veces durante los tres días que transcurrieron entre la victoria del juego 1 de los Nueva Orleans Pelicans el sábado sobre los Portland Trail Blazers y su enfrentamiento en el Juego 2, se le preguntó al entrenador de los Pelicans, Alvin Gentry si le preocupaba que su equipo fuera complaciente después de robar ventaja de local en la serie. Gentry no tenía esa preocupación.

{googleads}

¿Por qué se preocuparía Gentry cuando tenía a Anthony Davis y Jrue Holiday de su lado? Mientras los Blazers encontraban soluciones para sus problemas de tiro en el Juego 1, no pudieron encontrar una manera de detener a las estrellas de New Orleans en la victoria de 111-102 Pelicans que le dio a New Orleans una ventaja de 2-0 cuando la serie va a casa para los Juegos 3 y 4.

Aunque Davis fue el mismo doble-doble habitual (22 puntos, 13 rebotes) y Rajon Rondo terminó a una asistencia de un triple doble (16 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias) en otra actuación fuerte de playoffs, la noche del martes perteneció a Holiday. Cuando los Blazers pudieron hacer que todo el público se metiera en juego, fue a Holiday a quien Gentry recurrió para frenar el ritmo habitual de los Pelicans y asegurar un buen tiro.

"Está tan subestimado como un base que puede hacer cosas en la duela", dijo Gentry. "Puede llegar a la canasta contra cualquiera que haya, y su tiro exterior realmente ha mejorado".

Aprovechando el fuerte espacio de New Orleans, Holiday se metió donde quiso en el pick-and-roll, llegando repetidamente a la pintura para terminar o encontrar un compañero de equipo abierto. De acuerdo con el seguimiento de Estadísticas e Información de ESPN, las 19 penetraciones a la pintura de Holiday rindieron 14 puntos con 7 de 12 por su cuenta y siete puntos en triples de sus compañeros de equipo. Holiday anotó 20 de sus 33 puntos en el área restringida, encestando 10 de 14 en esos intentos, y repartió nueve asistencias.

En el otro extremo de la duela, Holiday tomó un papel principal ya que Nueva Orleans volvió a contener a Damian Lillard. Aunque los Blazers obtuvieron una excelente producción de Al-Farouq Aminu, Zach Collins y Maurice Harkless, además de 22 puntos de CJ McCollum, Lillard tuvo problemas ser el 'Dame' de la postemporada. Terminó con 17 puntos en 7 de 18 tiros, incluyendo seis faltas en sus siete intentos de triples.

Lillard fue particularmente inexacto cuando fue defendido por Holiday, fallando sus cuatro intentos de tiro (tiene 0 de 8 con Holiday como defensor principal en la serie, según ESPN Stats & Information) y cometiendo un par de pérdidas de balón.

Aún así, Portland lideraba 100-99 con un triple de Harkless con 3:20 para jugar. Los Blazers anotaron solo dos puntos el resto del camino. Nikola Mirotic respondió con un triple en el otro extremo para dar a los Pelicans la ventaja, y el marcador fue el mismo cuando faltaban 1:35, cuando Gentry pidió el número de Holiday después de un par de rebotes ofensivos. Le entregó un triple saliendo del drible para elevar la ventaja a cinco. Portland no se acercaría más.

"No había dudas en mi mente de que iba a tomar el largo triple", dijo Gentry. "Cuando el reloj llegó a los cinco, sabía que no iba a atacar, pero pensé que había creado la separación lo suficiente como para tener un buen disparo".

A pesar de que su equipo ganó sus dos primeros juegos en la carretera, Gentry aún no estaba de humor festivo.

"Todavía tenemos que ganar dos juegos", dijo, "así que no estamos celebrando nada".

Eso es comprensible desde la perspectiva de Gentry, pero el resto de nosotros puede apreciar la abrumadora tarea que ahora enfrentan los Blazers. De los 20 equipos que perdieron los primeros dos partidos de una serie al mejor de siete en casa desde 1984, solo tres han vuelto para ganar la serie. (Una de esas remontadas sucedió el año pasado, cuando los Boston Celtics se reagruparon para vencer a los Bulls luego de que Rondo -entonces con Chicago- quedara fuera de la serie después del Juego 2).

Si Holiday sigue jugando en este nivel, New Orleans no tendrá ninguna razón para preocuparse por llegar a la segunda ronda por segunda vez en los 16 años de la franquicia en Crescent City.
ESPN